Knokke es una ciudad en el municipio de Knokke-Heist. La ciudad en sí es bastante pequeña, pero cuenta con 16, 000 de los 30, 000 residentes del municipio. El destino no es el más popular en Bélgica, pero sin duda atrae a la clase media en el país y resulta un lugar popular para aquellos con casas de vacaciones debido a sus muchas playas y vida nocturna decente. Si exploras el área alrededor de Knokke, verás que hay muchas mansiones diseminadas por los pueblos vecinos.

En cuanto al turismo, la principal atracción de Knokke es la playa y la vida nocturna, pero también hay algunos museos y galerías de arte que merecen la pena y, si tienes dinero para gastar, hay una serie de tiendas originales e insólitas en las que puedes gastar dinero. Como siempre en Bélgica, comer fuera siempre es una opción y el área de Knokke-Heist tiene muchos buenos establecimientos para comer.

Si planeas pasar por Knokke y Knokke-Heist en un viaje por Bélgica, mi consejo sería permitir solo un par de días. Esto le permitirá disfrutar de la playa en un día y de un par de museos en el otro. No te olvides de visitar el casino y ver algún entretenimiento o apostar a unos pocos euros de distancia. Si se encuentra en la zona por más tiempo, intente realizar una visita guiada por el casino para ver sus tesoros escondidos y hacer un viaje en barco para ver algunas focas.

Vamos a explorar las mejores cosas que hacer en Knokke :

1. Visite el Museo For Freedom

Fuente: forfreedommuseum

Para Freedom Museum

Este fascinante museo en el área de Knokke-Heist muestra cuán dura fue la vida durante la Segunda Guerra Mundial de una manera precisa y realista.

El museo a menudo se incluye en giras de campo de batalla en el área y mucha gente diría que es un punto destacado de la gira.

Los diversos dioramas, exposiciones y artefactos muestran la vida en esta región entre 1940 y 1945. El museo está abierto todos los días en el verano y los fines de semana durante noviembre y diciembre.

La entrada cuesta 8 euros para un adulto.

Artículo Siguiente >>>